Empleabilidad

Consejos para enfrentar la entrevista laboral

 

Preparación de la Entrevista

  • Si estás en proceso de postulaciones, debes tener a mano papel y lápiz. Avisa en tu casa para que también estén preparados para tomar tus recados.
  • Cuando te contacten, debes preguntar por el cargo y nombre de la organización. Quién llamó, quien te entrevistará y muy importante: solicita un número de contacto.
  • Para que la entrevista sea proactiva, infórmate de la institución.
  • Conversa con gente del rubro, quien te puede aportar información sobre el cargo/institución a la cual postulas.
  • Busca la dirección del lugar de la entrevista y calcula el tiempo de desplazamiento para llegar al menos 15 minutos antes de la hora a la que te citaron.
  • Antes de acudir a la entrevista, siempre vuelve a leer tu CV.


Durante la entrevista

  • Se puede tratar de “tú” al entrevistador dependiendo de la edad de éste y de la situación. Jamás debes hablar con garabatos ni exceso de modismos.
  • ¡Apaga el celular!
  • Saluda al entrevistador con mano firme.
  • Cuidado con la postura corporal (ni muy rígido ni muy relajado)
  • La altura entre el entrevistador y tú debe ser la misma (sentados)
  • Confía en tus capacidades y conocimientos.
  • Mantener contacto visual.
  • Evitar nerviosismo excesivo.
  • Contar con un CV impreso.
  • Llevar papel y lápiz.

 Cierre

  • Si tienes preguntas acerca de la institución, renta, responsabilidades del cargo, etc. puedes realizarlas al final de la entrevista.
  • Puedes consultar sobre los tiempos del proceso de selección.

 Presentación personal (vestimenta)

Con la vestimenta también estás comunicando quién eres. Debe ser una vestimenta cómoda, que no te haga sentir “empaquetado”. Sin embargo, recuerda que debe ser sobria, con criterio discreto en colores, zapatos y accesorios.

 Para finalizar:

Haz una lista con las preguntas difíciles para prepararlas para otra ocasión.

Por ningún motivo

  • Llegar tarde. Si es así, llama por teléfono para avisar.
  • Fumar, aunque te ofrezcan
  • Preguntar si quedaste, horarios…
  • Presentarse desmotivado
  • Falsear información
  • Hablar mal de tu anterior empleador

Referencias

Antes que te  ofrezcan  un  trabajo,  probablemente  te  solicitarán  referencias laborales  y personales.

Una referencia  laboral  es  alguien  con  quien  o  para  quien  has  trabajado  y  que  puede  ofrecer opiniones de primera mano sobre tu trabajo, rendimiento y actitud. Por ejemplo, profesor, un supervisor de práctica o un jefe que hayas tenido. Cuando el empleador solicita estos nombres, quiere decir que pronto recibirás una oferta de empleo.

Para  asegurarte  que  no   hay   problemas  en   la  verificación  de   las  referencias,   escógelas cuidadosamente y prepáralas de antemano para que digan lo que corresponda acerca de ti.

¿Cómo preparar a tus Referencias?

Primero  debes  pedir  permiso  para  usar  su  nombre.  Dale  detalles  a  la  persona  que  será  tu referencia acerca del empleo al que estás postulando. Por ejemplo:

“Hola, Alicia, habla Gloria Pérez. ¿Recuerdas que te pedí que fueras mi referencia? Bueno, la  firma  Computadores  Asociados  me  está  considerando  como  candidato  para  ocupar  el cargo  de  representante  de  servicios  al  cliente.  Es  probable  que  Tomás  Yañez,  el  jefe  de servicios al cliente, te llame. Probablemente querrá saber cómo traté a los clientes difíciles y  mi  nivel  general  de  destreza  con  los  computadores.  Además,  yo  lo  reemplazaría  como jefe cuando él estuviera ausente, así es que te agradecería cualquier cosa pudieras decirle acerca de mis aptitudes de liderazgo”.

Tu referencia puede tener las mejores intenciones de ayudarte en su búsqueda, sin embargo, si no la  mantienes  informada  de  los  procesos  en  los  que  estás  participando  y  sobre  qué  aspectos  tú quisieras que destacara de tu desempeño, tal vez podría convertirse en un obstáculo para obtener el empleo al que estás postulando.

¿Qué buscan los empleadores?

Características personales:

  • Iniciativa
  • Innovación
  • Integridad
  • Lealtad y Honestidad
  • Excelencia en el trabajo cotidiano
  • Creatividad y disposición al cambio
  • Cooperación y trabajo en equipo
  • Orientación hacia la satisfacción del cliente

Conocimientos y herramientas:

  • Dominio de su profesión
  • Manejo de herramientas computacionales
  • Especialización y actualización profesional constante

 

¿Dudas? ¿Consultas? Escríbenos a trabajos@uautonoma.cl